MAMÁS FAMOSAS CON LA CARA LAVADA

Que el mundo en el espectáculo huye de la naturalidad, no es ningún secreto. Quien vive del cine, la TV, la moda o la música sabe que una imagen llamativa es garantía de atención y oportunidades. Y así, nacen figuras excéntricas como Lady Gaga, Nicky Minaj o la nueva Miley Cyrus.

El malestar que despierta tanta “perfección”
Para el resto de los mortales, que poseemos facciones discretas, defectos visibles y un armario más trotero, de vez en cuando es gratificante ver un atisbo de humanidad y defectos en esos seres tan perfectamente pulidos. Reflejo de una inquina social más avanzada son las sugerencias de Google cuando tecleas el nombre de una celebrity y enseguida aparece la opción “Fulanita sin maquillaje”. Puede que ese mal patrio de cebarse con el “triunfador” sea la causa de revistas como ‘Qué Me Dices‘, donde se parodia de forma ofensiva los defectos físicos de las famosas, señalando con un “arrrg!!” o un chiste malo la desafortunada pantorrilla de la famosa en cuestión, que ese día se levantó con la misma celulitis que el lector.

Esta tendencia a destacar lo “anormal” no hace sino bien al mundo del espectáculo, pues se alimenta del escándalo que nos produce Lady Gaga vestida de filetes o Björk de esponja marina (sin entrar en la creatividad de algunas, que es mucha).
Por eso es gratificante ver de vez en cuando un rayo de esperanza para la naturalidad con virales como la de #nomakeup. Es cierto que es una campaña al fin y al cabo, y en muchos casos tan superficial como las demás, pero con el prestigio/persuasión de las famosas abre la veda a miles de jóvenes influenciables que entenderán que su cara es bonita, sin necesidad de “corregirla”.

Hay países en los que es poco “decoroso” acudir al trabajo sin maquillaje, como si además de la carrera necesitases una cara sin imperfecciones. Si uno disfruta haciéndolo es placentero, pero campañas como #nomakeup demuestran que incluso las embajadoras de las cremas y marcas de belleza consideran bonita -y necesaria- una cara lavada.


Selfies ‘cara lavada’

Hace unos años fue Demi Lovato la que animó a fotografiarse sin filtros ni maquillaje, seguida de muchas celebrities jóvenes, como Selena Gómez. Ahora son mamás famosas como Katie Holmes, Beyoncé, Kim Kardashian, Gwyneth Paltrow (‘eco’ entre las ‘ecos’), Heidi Klum, Gisele Bündchen o Jessica Alba las que se han subido a la ola. Algunos de los selfies con hijas incluidas, enseñándoles a mostrarse con naturalidad.

Ver a las famosas sin su barrera de pintura, lejos de evidenciar sus defectos, nos acercan a ellas. No es buena la crueldad con que a veces reflejamos nuestras inseguridades en ellas. Seguro que tienen defectos menos superficiales que criticar, y ganaremos puntos en belleza, feminismo y auto-confianza.

Al hilo de esto, nos encanta que este año triunfe el maquillaje nude para un look ‘cara lavada’… ¿pero qué hay más natural que un rostro limpio? Tengamos confianza en nuestra propia belleza, pues para ocultar las imperfecciones cuentas con maravillosos tratamientos faciales con los que estar radiante, sin “tapar” las facciones que te hacen única.

Anuncios